lunes, 20 de abril de 2015

Superposition, de David Walton

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Superposition de Serosia (YouTube, Spotify).

Leer un libro podría ser considerado como una especie de medida cuántica. De hecho, hasta que abres el libro y lees la historia, está en una superposición de estados "me gusta"/"no me gusta". Por supuesto, la amplitud de esos estados no tiene por qué ser igual. Puedes tener experiencia previa con el trabajo del autor o haber leído reseñas (positivas o negativas) de gente con gustos similares al tuyo y eso puede hacer que un estado sea más probable que otro. Pero no colapsa definitivamente en uno concreto hasta que lo lees. 

En el caso de Superposition, de David Walton, prácticamente no tenía información para estimar cuáles podrían ser las probabilidades de los estados en mi caso. No había leído anteriormente nada escrito por el autor y aunque la sinopsis, que habla de asesinatos y física cuántica, parecía interesante, también sonaba a combinación arriesgada. Además, por alguna razón, yo suponía erróneamente que ésta era una novela juvenil (no lo es) y no me había percatado de que David Walton era el David Walton de Quintessence (que no he leído, pero que al menos me sonaba de oídas). Mi única oportunidad para hacer colapsar la función de onda era leer el libro y me alegro de haberlo hecho. Superposition ha resultado ser, como casi cualquier libro, una superposición de cosas buenas y no tan buenas, pero las buenas contribuyen mucho más a la combinación que las otras. 

La primera cosa que llama la atención de la novela es que está contada por medio de dos tramas paralelas que suceden prácticamente al mismo tiempo y en diferentes lugares, pero con el mismo protagonista. ¿Cómo puede ser esto? Explicarlo sería chivarse, pero es fácil deducir que las extrañas propiedades de las partículas cuánticas tienen algo que ver. De hecho, toda la ciencia de la novela está basada en sólidos principios físicos. Creer que tales cosas puedan suceder en el mundo macroscópico hace, en ocasiones, que se resienta bastante la suspensión de la incredulidad, pero los principios físicos están explicados con ejemplos claros y con un rigor admirable. Walton sabe de física cuántica y se nota. Además, y aunque no es precisamente el foco central de la trama, también hay algunas excelentes especulaciones sobre el libre albedrío, la consciencia y la inteligencia, y el autor expone algunas ideas realmente interesantes:
 "A dog is conscious, I think," Marek said.
"Or do we just say that, because the dog's programming is more complex, and we can't always predict it?" Brian said. "What about you? I grant you the label of 'conscious' because I ascribe intent and unpredictability to your actions, but when it comes down to it, you're just following your programming, too. 'Consciousness' is just when that programming becomes complex enough to warrant using certain vocabulary."  
Otra cosa que disfruté especialmente de la novela fue la parte del juicio al personaje principal. Esos capítulos son del estilo de series como La ley de Los Ángeles o Ley y orden y resultan muy entretenidos. Pero lo que realmente me gustó es la inteligencia con la que el autor los usa para explorar el pasado del protagonista, para explicar ciertas de las partes más extrañas de los conceptos físicos y para crear una atmósfera de misterio. Y, por supuesto, cómo se enlazan las ideas de prueba y duda razonable con conceptos de la mecánica cuántica y la incertidumbre. Un trabajo muy atractivo y que da que pensar:
The problem with the story was that it was mostly true, but not quite. All considering, I thought it was the best we could do, but it made me wonder how much of the trial system had to do with truth, and how much of it was a competition between the two opposing sides to see whose fiction was the more believable.
El protagonista principal es carismático, aunque quizá un poco demasiado perfecto para mi gusto. Algunos de los personajes secundarios, sin embargo, lo compensan con creces. Me gustaron Colin y, especialmente, Alessandra, cuyo conflicto interno la convierte en un personaje muy interesante de leer. El ritmo es casi perfecto, con un buen equilibrio entre las dos subtramas y algunos giros interesantes en el momento adecuado. Y el misterio me mantuvo interesado durante todo el trayecto que, por supuesto, es una de las mejores cosas que se pueden decir de una novela policíaca (cuántica o no).

Así que, como podéis ver, hay muchas cosas buenas en Superposition. Pero también hay algunos problemas que presentan amplitud no nula en la superposición cuántica que es la novela. Aunque la resolución es más o menos satisfactoria, me hubiera gustado un final no tan redondo. Algo más oscuro, no tan para todos los públicos. Yo tenía mi propia teoría (que involucraba motivos no tan generosos por partes de algunos de los personajes; yo también tengo mi propia superposición de pensamientos perversos y malévolos de vez en cuando). Además, me resulta muy difícil creer que en la novela la gente acepte con tan facilidad ciertos hechos extraordinarios y revolucionarios. Tampoco parece que afectaran al mundo en su globalidad, lo que es realmente improbable cuando se habla de este tipo de descubrimientos científicos.

A pesar de estos problemas, la amplitud de los elementos positivos de Superposition es significativamente mayor que la de los negativos, y recomiendo el libro si estáis buscando un misterio cuántico original, inteligente y con buen ritmo. Supersymmetry, también de David Walton y situado en el mismo mundo, saldrá a finales de año. Es muy probable que también lo intente colapsar. 

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)    

Superposition, by David Walton

(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks.)

Review Soundtrack: I suggest reading this review while listening to Superposition by Serosia (YouTube, Spotify).

Reading a book could be considered as a kind of quantum measurement. In fact, until you open the book and read the story, it is in a superposition of "I like it"/"I don't like it" states. Of course, the amplitude of those states might not be equal. You may have prior experience with the author's work or have read (positive or negative) reviews by people with tastes similar to yours and that can make one state more likely than other. But it won't collapse to a definite one until you read it.   

In the case of Superposition, by David Walton, I had almost no information to estimate what the probabilities of each state could be for me. I had not read anything written by the author and while the synopsis seemed interesting, involving quantum physics and a murder, it was also a risky combination. Additionally, I had, for some reason, the completely wrong idea that this was a YA novel (it is not) and I hadn't noticed that David Walton was the David Walton that had written Quintessence (which I have not read, but at least knew about). My only chance to collapse the wave function was to read the book and I am glad that I did. Superposition turned out to be, as almost any book out there, a superposition of good and not-so-good things, but the good ones contribute to the combination much more than the others.  

The first thing that stands out about the novel is that it is told by means of two parallel plots that occur almost simultaneously, in different places but with the same protagonist. How is that possible? Explaining it would be telling, but it is easy to deduce that the weird properties of quantum particles have something to do with it. In fact, all the science in the novel is based on solid physical principles. Believing that they could occur in the macro-world is, sometimes, a bit of a strain of the suspension of disbelief, but the science is exposed with clear examples and admirable rigorousness. Walton really knows his quantum physics and it shows. Also, and though is not exactly central to the plot, there is some excellent speculation about free will, consciousness and intelligence, and the author makes some really interesting points:
 "A dog is conscious, I think," Marek said.
"Or do we just say that, because the dog's programming is more complex, and we can't always predict it?" Brian said. "What about you? I grant you the label of 'conscious' because I ascribe intent and unpredictability to your actions, but when it comes down to it, you're just following your programming, too. 'Consciousness' is just when that programming becomes complex enough to warrant using certain vocabulary."  
Another thing that I enjoyed a lot in the novel was the part involving the trial of the main character. Those chapters read a bit like an episode from L.A. Law or Law & Order and are really entertaining. But what I liked the most is how cleverly the author uses them to explore the background of the protagonist, to explain some of the weird science and to create an atmosphere of mystery. And, of course, how the ideas of proof and reasonable doubt in Justice are linked to concepts of quantum mechanics such as uncertainty. Very compelling and thought-provoking work:
The problem with the story was that it was mostly true, but not quite. All considering, I thought it was the best we could do, but it made me wonder how much of the trial system had to do with truth, and how much of it was a competition between the two opposing sides to see whose fiction was the more believable.
The main protagonist is likable, although a bit too perfect for my taste. Some of the secondary characters, however, more than make up for it. I liked Colin and, especially, Alessandra, whose internal conflict made her a very interesting character to read. The prose is not especially brilliant, but it flows very well, making the novel quite easy to follow. The pace is almost perfect, with a good balance between the two subplots and some interesting twists at exactly the right moment. And the mystery kept me interested all way through, which is, of course, one the best things that can be said about a whodunit (quantum or not).

So, as you see, there is plenty to like in Superposition. There is, however, some problems with non-zero amplitude in the quantum superposition that is the novel. Although the resolution is more or less satisfactory, I'd have preferred a not so neat ending. Something a bit more dark, not so family friendly. I had my own theory (that involved not so generous motives from some of the characters; I have my own superposition of perverse and evil thoughts now and then). Also, I find it hard to believe that the people in the novel accepted certain extraordinary and revolutionary facts so easily. They didn't seem to affect the world at large, either, which is really, really improbable when talking about this kind of scientific discoveries.

Despite these issues, the amplitude of the positive elements in Superposition is significantly greater than that of the negative ones, and I recommend reading it if you're looking for an original, intelligent, fast-paced quantum mystery. Supersymmetry, also by David Walton and set in the same world, is coming later this year. I'll probably be collapsing that one too. 

(You can also read this review in Spanish/También puedes leer esta reseña en español)    

domingo, 19 de abril de 2015

Dos reediciones en Alamut

Esta semana se han puesto a la venta en Alamut dos libros que ya se habían publicado con anterioridad, pero que me parecen suficientemente interesantes como para destacarlos entre las novedades de literatura fantástica. Por un lado tenemos La historia de tu vida, la imprescindible colección de relatos de Ted Chiang, reeditada ahora con nueva portada y en Alamut en lugar de en Bibliópolis. Por otro,  Lo que el tiempo se llevó, una ucronía clásica de Ward Moore, que había aparecido (hace ya 25 años) en la segunda época de la colección Martínez Roca Super Ficción.

Éstas son las sinopsis de los libros:

Lo que el tiempo se llevó, Ward Moore (216 páginas, 19,95€)
Hodge Backmaker es un habitante de la Nueva York del siglo XX: una ciudad de calles adoquinadas e iluminadas por lámparas de gas, donde los dirigibles sobrevuelan rascacielos que apenas alcanzan diez pisos, los tranvías tirados por caballos compiten con los minimóviles, y las bandas de gángsters imponen la ley ante la incapacidad del estado.

En este mundo, la Confederación ganó la Guerra de Secesión americana y consiguió su independencia, dejando unos Estados Unidos residuales que se han hundido en un marasmo de miseria y colonialismo. Mientras que la esclavitud no ha desaparecido en una Confederación que se ha extendido hasta abarcar todo el sur del continente, en la atrasada Unión se fomenta la servidumbre como única forma de escapar de la espantosa pobreza, la lucha política se libra con extrema violencia y Nueva York no es sino una ciudad de provincias donde resuenan rumores de una nueva guerra que puede terminar definitivamente con los Estados Unidos.

Lo que el tiempo se llevó es uno de los ejemplos más recordados del subgénero de la ucronía o historia alternativa, y quizá su mayor clásico junto con Pavana de Keith Roberts.
La historia de tu vida, Ted Chiang (240 páginas, 19,95€) 
Una torre que se alza sobre la llanura mesopotámica hasta tocar la bóveda del cielo. Dos hombres que alcanzan un grado de inteligencia tan alto que se asemejan a dioses. La prueba de que las matemáticas carecen de sentido. Un lenguaje alienígena que permite a quienes lo leen expandir su consciencia a lo largo del tiempo. La cábala y la teoría de la preformación se combinan en una Inglaterra victoriana salida de nuestros sueños, o de nuestras pesadillas. Ante la llegada de los metahumanos, la ciencia humana se ve reducida a una nota a pie de página. En un universo donde Dios existe sin que quepa ninguna duda, ¿es posible no amarle? Y si pudieras programarte para ignorar las apariencias, ¿te arriesgarías a perder toda percepción de la belleza humana?

Ted Chiang, galardonado con el premio John W. Campbell Jr., brilla como una nova en el firmamento de la ciencia-ficción. Con un premio Hugo, tres Nebula, un Sturgeon, un Kurd Lasswitz, dos Seiun, un Sidewise y dos Locus, La historia de tu vida es un libro imprescindible cuyo relato del mismo título será llevado al cine por Denis Villeneuve con Jeremy Renner y Amy Adams.

sábado, 18 de abril de 2015

Novedad en Cyberdark: D de Destructor y otros relatos, de Ramón Muñoz

Ya está a la venta un nuevo título de la colección Cyberdark: D de Destructor y otros relatos, de Ramón Muñoz. El libro tiene 368 páginas y cuesta 23,95€. 

Estos son sus contenidos y su sinopsis:
En una Tierra sofocante y moribunda, misteriosos robots gigantes aceleran la destrucción. Un ogro comeniños castiga la serranía, y un cazador le sigue los pasos. Los alienígenas han llegado y nos proponen juegos de azar con apuestas vertiginosas. En un lujoso caserón se ofrecen todos los placeres, y alguien tiene que proveer el material.

Un nuevo y cruento deporte de competición lleva a los pilotos de ultraligeros al límite. En las profundidades acechan los Architeuthis, y un hombre los ha encontrado. Una España alternativa donde no se produjo la Guerra Civil, pero sí el triunfo del fascismo. Tras la catástrofe ecológica, un carguero reformado es la única línea de esperanza que mantiene unidas a las colonias costeras.

Un orfanato muy especial es tan sólo el principio de una tétrica aventura. A través de América circula la caravana de los desesperados, pero aun los que no tienen nada tienen enemigos. Un monasterio aparentemente abandonado es escenario de horripilantes rituales y pervivencias. En el sudeste asiático, las empresas occidentales encuentran un fértil campo de prueba para sus nuevas prótesis.

Incluye:

"D de destructor" (premio Domingo Santos)
"Las sombras peregrinas"
"Transformándose"
"Los sirvientes"
"Los cazadores de nubes" (premio Pablo Rido)
"Bajando" (premio Alberto Magno)
"Banderas victoriosas"
"El paso del mar calmo"
"En la casa del veneno" (premio Pablo Rido)
"Imperio" (premio Ignotus)
"Los hombres del río"
"Días de tormenta"

viernes, 17 de abril de 2015

Ebook en oferta: Starhunt, de David Gerrold

En estos momentos se puede adquirir en Amazon España el ebook Starhunt, de David Gerrold, al precio promocional de 0,86€. Ésta es la sinopsis de la novela:
In the prequel to Voyage of the Star Wolf, the starship Roger Burlingame is obsolete as it drifts through space on the brink of collapse. Yet, as its demoralized crew hopes for reassignment and its weary captain counts the days before his promotion to a desk job, a fanatical first officer named Korie refuses to succumb to apathy. He believes he has seen the enemy—no more than a blip on a screen—and he's sure he can defeat them. 
Korie knows he will need these men—even if they hate him—to hold the Burlingame together until the final confrontation. But as they drift ever deeper into space, following quarry that may be only a figment of their first officer's imagination, the crew of the Burlingame must decide whether Korie is a savior or a madman—whether he is leading them to glory or certain annihilation. 
Originally published as Yesterday's Children.

Ebook en oferta: Un minuto antes de la oscuridad, de Ismael Martínez Biurrun

En estos momentos (y, posiblemente, hasta final de mes) se puede adquirir el ebook Un minuto antes de la oscuridad, de Ismael Martínez Biurrun, a precio promocional en varias tiendas online (Amazon ES - 3,79€; Casa del libro - 3,99€; Kobo - 3,80€).

Ésta es su sinopsis:
La nueva novela de Ismael Martínez Biurrun, autor galardonado con el premio Nocte y el premio Celsius, nos adentra con paso vibrante en nuestros miedos colectivos y eleva el género apocalíptico a cotas nunca antes alcanzadas. 
Tras una serie de colapsos y revueltas, Madrid se ha replegado sobre sí misma y ha dejado de ser una ciudad segura más allá de la M-30. Las autoridades han cortado todos los suministros a los barrios del exterior, donde la policía ya hace tiempo que no patrulla. Cada día, familias como la de Ciro, Sole y su hijo se encierran en casa y cuentan los minutos hasta el anochecer, cuando una extraña multitud silenciosa toma las calles. 
En medio de esta atmósfera irrespirable, Ciro deberá elegir entre huir con los suyos o luchar contra el avance de la barbarie: un dilema que partirá por la mitad el corazón de esta familia y que les llevará a cuestionarse quiénes son en realidad.

Waiting for the Machines to Fall Asleep, antología de ficción especulativa sueca

Waiting for the Machines to Fall Asleep es el título de una antología de ciencia ficción y fantasía sueca seleccionada por Peter Öberg que se publicará a principios del próximo mes y que reúne 26 historias diferentes. Para ir abriendo boca, se encuentra disponible como descarga gratuita en la página de la antología un sampler que recoge dos relatos del libro y uno exclusivo de esta muestra. 

Ésta es la sinopsis de la antología:
26 short stories from the new wave of Swedish speculative fiction writers. 
Forget about cheap furniture, meatballs and crime fiction. Sweden has so much more to offer. Waiting for the Machines to Fall Asleep contains twenty-six stories from the new generation of Swedish writers of science fiction and the fantastic. Stories ranging from space horror and post-apocalyptic nightmares to tender dramas. Stories with steampunk horses, android uprisings and cheeky goblins. Stories that are action-packed, wise, silly, beautiful, surreal and horrifying. 
Featuring stories by 
Hans Olsson, Boel Bermann, Erik Odeldahl, Ingrid Remvall, Love Kölle, Lupina Ojala, Christina Nordlander, Pia Lindestrand, Jonas Larsson, Tora Greve, Andrew Coulthard, Alexandra Nero, Johannes Pinter, Andrea Grave-Müller, AR Yngve, My Bergström, Anders Blixt, Maria Haskins, Patrik Centerwall, Björn Engström, KG Johansson, Oskar Källner, Sara Kopljar, Eva Holmquist, Markus Sköld, Anna Jakobsson Lund